Cómo hacer un saco para perro por tus propios medios

Las mascotas merecen lo mejor de sus dueños. Además de brindarles cariño y todo lo que necesitan, una manera de protegerlos es confeccionando sacos o abrigos para ellos. Esto debido a que, aunque tienen un pelaje que cubre sus cuerpos, en las noches de mucho frío o en invierno, su propio pelaje no es suficiente para protegerlos del frío. Por esta razón, si crees que es muy costoso comprarle su propio abrigo, te mostraremos a continuación cómo hacer un saco para perro; así lo podrás realizar por tu propia cuenta.

cómo hacer un saco para perro

Por eso, a continuación te mostramos varias formas en que puedes confeccionar un saco para tu perro. Así que, ¡ponte manos a las obras!

Materiales

Los materiales no son fáciles de adquirir. Para confeccionar o realizar el saco para tu perro necesitarás:

  • Una cinta métrica
  • Tijeras
  • Dos metros de tela, preferentemente que sea de algodón y si es estampada, mucho mejor
  • Dos metros de tela polar
  • Procura tener suficientes alfileres, pues más vale tener de sobra a que te falten
  • Máquina de coser. Si bien puedes zurcirlo de forma manual, debido al tiempo, es mucho mejor usar una máquina para crear el saco para tu mascota.
  • Procura que la cantidad de hilo también sea suficiente; además de que este a tono o haga juego con el color de la tela. Por esta razón, procura tener variedad de colores.

Recuerda que la tela debe ser proporcional al tamaño de tu perro. Es decir, que si es más grande de lo normal, puedes buscar más de dos metros; esto te ayudará a prevenir cualquier inconveniente. A continuación te mostramos el procedimiento de cómo hacer un saco para perro.

Procedimiento de cómo hacer un saco para perro: Primeros pasos

Lo primero que debes hacer es medir el tamaño de tu perro. Para ello usarás la cinta métrica, y lo harás de la siguiente manera: tomarás la medida desde el comienzo de la cabeza hasta llegar la base de su cola. Ten en cuenta que este paso es muy importante. Las medidas que tomes será la base para hacer el saco. Así que si te llegaras a equivocar, sencillamente este no será del tamaño adecuado. Además, como ya te dijimos, es importante que, en caso de que tu perro sea un poco más grande de lo previsto, compra más de los dos metros de tela ya señalados.

Ahora extiende la tela polar junto con la tela de algodón. La tela polar la debes extender con la parte acolchada boca abajo; y sobre esta, extiende la de algodón, con la parte estampada hacia arriba. Debes asegurarte que ambas queden iguales y parejas. Recuerda que el tamaño de la tela debe ser un poco superior a la del tamaño de tu perro, tanto en lo largo como en lo ancho; de esta forma cubrirá todo su cuerpo.

Procede a colocar alfileres alrededor de las dos telas, después que las hayas emparejado bien por las puntas. Así te asegurarás de que no se mueva y, por lo tanto, se llegue a dañar tu labor. Por esto, es muy importante asegurar que los bordes estén bien fijos. Los alfileres te ayudarán para este fin. Si quieres conocer más procedimientos sobre cómo hacer un saco para perro, entonces haz click aquí, podrás recibir una muestra gratis del mejor curso para ello.

saco para perro

Costura

Después de haber asegurado ambas telas con los alfileres, ahora procede a coser. Como te dijimos anteriormente, puedes coserlo a mano. Sin embargo, debido a lo tedioso que esto puede llegar a ser, es mejor que uses una máquina de coser. Así que, con la máquina, harás puntadas de costura de 64 centímetros por todo el borde; recuerda quitar los alfileres mientras coses. Este es un proceso fundamental, que si bien hay que hacer, muchas veces se olvida y crea inconvenientes. Repasa con la máquina los bordes de nuevo, para lograr que sea más resistente.

Ahora, procede a doblar dos centímetros del lado estampado de la tela de algodón; hazlo por el lado más largo. Recuerda asegurar con alfileres y procede a coser con la máquina para crear un dobladillo.

Hecho el dobladillo, tienes que doblar el saco con los lados estampados juntos. Procura que quede exactamente por la mitad; esto requiere alinear bien los bordes y las esquinas; y para asegurarlas, usa alfileres; pero en vez de hacerlo por los cuatro lados, asegurarás solamente tres. Es muy importante que no asegures ni cosas el lado con el dobladillo, pues este servirá de abertura para el saco. Ahora, te mostraremos los últimos pasos de cómo hacer un saco para perro por tus propios medios.

Pasos finales

Después de haberte asegurado de esta última parte, ahora lo que debes hacer es coser nuevamente; pero esta vez lo harás por los tres lados que has asegurado con alfileres. Usa la máquina para esto, ya que necesitarás crear puntadas de sesenta y cuatro centímetros. Para reforzar la costura, remata al principio y al final. Es importante que recuerdes quitar todos los alfileres; así que asegúrate de que no quede ni uno.

Después de haber cosido todos los lados, quita la tela de la máquina de coser. Corta el hilo sobrante, así como cualquier retazo que haya quedado fuera de la costura. Asegúrate de que la parte acolchada sea la parte interior, y la parte con el estampado quede por fuera. Si esto no es así, entonces lo que tienes que hacer es darle la vuelta al saco para que todo quede del lado correcto.

Hecho esto, de nuevo, debes asegurarte, otra vez, de que en toda la labor no quede ningún alfiler; por lo tanto debes revisarlo bien, si no quieres que tu mascota sufra algún accidente con respecto a esto.

como hacer sacos para perros

Ahora sí, ya tienes listo el saco para tu perro. Este es una de las tantas maneras de cómo hacer un saco para perros, pues existen múltiples maneras de cómo hacerlo. Además, es posible crear abrigos para perros, por eso, si quieres saber más, acá te dejamos una muestra de sencilla para hacer un abrigo para tu mascota. Recuerda que ella merece lo mejor de ti; y nada mejor que protegerla en esos meses donde el frío arrecia más; así que esta idea te puede servir.

Leave a Comment